domingo, 10 de enero de 2010

Carta

Un año que viene y otro que se va, y la lista de regalos que cada año espero y que nunca llegará... Para beneficio de quienes no han escuchado mi arenga, y de los científicos e inventores en ciernes, aquí va renovada con los mejores deseos para este nuevo año.

1. Un control remoto para uso exclusivo cuando me siento a ver televisión con el medio mangó. Al apretar un botón, resumirá en 10 segundos a esta servidora cada uno de los 10 programas o películas que sintoniza cada 63 segundos. Así no pierdo la poca cordura que me queda.

2. Un aparato culinario programable para que quite los ingredientes al plato de comida que no le gusta a los chicos de la casa. Por ejemplo, que remueva los gandules del arroz con gandules, cualquier hoja verde del sofrito, el pollo al arroz con pollo, la zanahoria a la ensalada, las nueces a las brownies, la carne al churrasco y el pan al budín de pan.

3. Un despertador que logre que me levante, los días de semana durante el semestre escolar, de buen humor, descansada y con una sobreabundancia de dulzura para bregar con la tarea de levantar, vestir y dar de desayunar en 10 minutos a los chicos de la casa.

4. Un televisor para el dormitorio matrimonial que no emita luz para que el medio mangó pueda dormir tranquilo mientras yo sigo cultivando mi intelecto al ver los programas de cocina y decoración. (Los audífonos existen).

5. Gafas de sol con un lente más oscuro para los días posteriores a las noches que tengo pesadillas con la fotosíntesis, el indisciplinado hermano de Cristóbal Colón, las frases preposicionales y la muestra de 100 personas para el experimento de la feria científica.

6. Un sofá que automáticamente rocíe algo, lo que sea, para fusilar y hacer añicos las descargas sólidas y líquidas de la perra, y con una alarma integrada para alertarla cuando su dueña se acerca con imperceptible furia animal.

7. Una careta con el rostro de una madre imperturbable, a quien todo le importa un bledo, para ponerme en las reuniones con los maestros, amigos y especialistas y ocultar mi coraje e ira, cuando con palabras fríamente seleccionadas para hacerme la vida imposible, y dudar de mis vastas capacidades, estos seres humanos hacen un esfuerzo titánico por ocultar lo brillantes, diferentes, especiales, únicos, inigualables que son los chicos de la casa gracias a esos abnegados, brillantes, talentosos, hacendosos, fajones padres. (Sería acertado usar ese día las gafas con el lente oscuro).

8. Una sesión de yoga o meditación que se active automáticamente cuando necesite domar el coraje que inevitablemente desata la combinación de genes. Deberá activarse a las 6 a.m. durante los días escolares, y también a la hora de estudiar, cocinar, lavar ropa, limpiar los desechos de la perra y cuando el carro o la computadora deciden enriquecer mi vida con más anécdotas impublicables al rehusarse a funcionar. De paso, un par de zapatos a prueba de golpes.

9. La rehabilitación de mis zapatos cerrados negros. Lamento informar que ya se asoma un huequito y una de sus suelas ya no da más. El reemplazo debe estar domado por el tiempo y tener integrado el repelente de insectos.

10. Un curso de emergencia para que los chicos digan al menos 20 palabras al recogerlos de las escuelas en las tardes. Debe excluir los siguientes vocablos por ser ya de uso común: ah, er, no sé, qué hay de comer esta noche, he, arr, ha.

11. Un regulador de tiempo para llevar el compás correcto de las inhalaciones y exhalaciones que son parte esencial de mi vida.

12. Un detector emocional de los chicos cuando estén con sus amigos para ver si puedo decir te amo o me tengo que limitar a un simple te quiero y el volumen adecuado para no arruinar sus reputaciones. De paso, una alarma que se active cuando las preguntas maternales a los amigos se pasan del límite.

13. Un chip traductor para implantar en mi cerebro para que traduzca de forma correcta lo que las personas alrededor están tratando de comunicar. Por ejemplo, el chip traducirá el “quiero más” que emita uno de los chicos al comer una de mis creaciones culinarias como “esto está delicioso”, el “mujer” del chico como “madre querida y adorada”, el “voy ahora” en “me tomará al menos dos horas hacer lo que me pides”, el “ajá” en gracias mil y el “sigue escribiendo” en “eres la escritora de Cupey más talentosa y creativa que jamás haya parido esta isla caribeña” .

14. Al menos 14 lectores inteligentes que publiquen acá abajo, aunque sea de forma anónima, que me leen para evitar que me jarte muy pronto el que no valoren mi tiempo y talento y que un día de estos destroce con uno de los zapatos negros, la perra o con la combinación incorrecta de exhalaciones e inhalaciones la pantalla multicolor del monitor que justo ahora me saca la lengua.

10 comentarios:

  1. Querida hermanita:
    Si fuera Rey Mago te regalaría:
    1. El convencimiento de que lo que haces como madre, esposa, ama de Lili, escritora, hermana #8, lider de la manada, Capitana de muchas fiestas, y otras cosas que seguro ignoro, es bien importante. Y aunque nadie te lo diga, todo el mundo te lo reconoce y agradece.
    2. Que el "timing" del convencimiento sea mejor antes que despues para que puedas vivir tranquila mucho tiempo y que la vejez te llegue sin problemas existenciales.
    3. Alas para volar y piernas fuertes para aterrizar de vez en cuando y ver las cosas desde otro punto de vista.
    4. La valentia de botar los zapatos negros ...

    Yo le pedi a los Reyes Magos tiempo suficiente para ser testigo de todo lo anterior en ti.
    Te quiere,
    Ana

    ResponderEliminar
  2. Sigue escribiendo mija. Me parece que mucha gente se identifica. Yo por mi parte pense en mi propia lista. La lista de Nereida para manejar a los estudiantes.

    ResponderEliminar
  3. 15. Aprender a tomar unos minutos para sentarte tranquila y respirar. El mundo no se caerá entonces sino que te dará más tranquilidad y más tiempo para crear!

    Estoy segurísima de que tienes muchísimos lectores. A lo mejor no saben que lo más fácil para dejarte un mensaje es que vayan a la opción debajo del rectángulo donde se escribe y que dice: "Seleccionar perfil..." y seleccionar "Anónimo" luego "Vista previa". Siempre pueden escribir sus nombres si lo desean. Sigan las instrucciones, luego presionar "Publicar un comentario" y ya! He descubierto que la gente tiene "traumas" con esto y con que los "lean".
    Hacerlo es más rápido que leer estas instrucciones! Atrévanse lectores! Envíenle una notita a mi amiga! Y sigan disfutando el blog.

    Adriana

    ResponderEliminar
  4. Hable con Melchor. Me dice que ni con las Visas de los tres pueden traerte todo eso. Sorry.

    ResponderEliminar
  5. Buenísimo, sigo identificándome con muchas de las peticiones.

    Sigue nutriéndo nuestro intelecto y buen sentido del humeor.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  6. Tere, lo bueno es que aunque parece que no paras, tienes tiempo de pensar (y molestarte en escribirlo y compartirlo con nosotros) en todo esto. Creo que yo necesito parar y ver cuales son mis deseos para los Reyes o el 2010. Sigue escribiendo, es buena terapia para ti y para nosotros. Un abrazo, Anita

    ResponderEliminar
  7. Siga escribiendo que la leemos y nos reímos muchísimo.

    ResponderEliminar
  8. Tere, Gracias por compartir tu lista. Sigue inhalando y exhalando.. Feliz Año, Carmen Ana

    ResponderEliminar
  9. Tere:

    No dejes de escribir. Te estas superando a ti misma con esta ultima aportacion. Feliz 2010 para ti y el medio mango y los chicos de la casa.
    tio Julito y tia Aida

    ResponderEliminar
  10. Querida Tere:
    ¡Que maravilla de deseos! Espero que los Reyes te traigan tus pedidos, pero no el 6 de enero del 2011, sino en el transcurso de este año, y lo antes posible. Me uno al comentario de la hermana Número 1. Es muy sabio. Sobre todo lo de las alas. Creo que mientras los chicos y el medio mangó se ausentan diariamente de la casa podrías tener algún tiempito, entre la cocina, las compras, la limpieza, el trabajo, etc... de echar alas e irte a divagar por el mundo y fantasear aunque sea un ratito. Es muy divertido. Como dice Ana, ver las cosas de otro punto de vista.
    Me divertí mucho con el blog. Y no comparto lo que dice la camiseta del chico de la casa, todo lo contrario, creo que es una obra de arte.
    Elsita

    ResponderEliminar